Hay espacios en los que nadie puede llegar o hacer el trabajo por ti, solo tú puedes sentir y canalizar los pensamientos más profundos que te lleven a un estado de paz interior. Y para ello nada mejor que hacer la tarea de eliminar la maleza de la mente a diario. Es tu responsabilidad liberarte de las emociones conflictivas que están proyectadas en el mundo exterior. Recuerda… ¡Como es adentro, es afuera!

Existen varias técnicas y prácticas que pueden apoyarte a liberar el stress para luego encontrar tu refugio o manera de estar en serenidad y recargar de nuevo tu energía; sin embargo, de nada sirve querer vaciarte y pretender buscar la calma si no profundizas en la naturaleza de tu ser, esto te permitirá conocerte, confrontarte hasta encontrar paz interior o madurar para soltar aquello que sientas que no le corresponde a tu esencia.

Elevas o disminuyes tu consciencia a través de las impresiones que penetran por tus sentidos, el aprecio por la belleza de la naturaleza, las personas armoniosas, escuchar música alegre, mantras, arte, cerrar los ojos y visualizar los cambios positivos que sueñas y deseas para ti, los tuyos, tu comunidad y el mundo; o por el contrario, aquellas situaciones conflictivas, discusiones, imágenes que impactan de manera negativa como por ejemplo, noticias cargadas de miedo, odio y desesperanza; cualquier forma hará resonancia en ti; todas tienen cabida en tu cuerpo bien sea para armonizarlo o desequilibrarlo.

Al practicar la relajación, meditación y paz interior como hábito diario te darás cuenta de los diferentes niveles que puedes experimentar para conectar con tu ser y elevar tu consciencia. La relajación como la meditación son disciplinas para afrontar los desafíos personales, familiares, laborales y sociales, y no perderte de tu centro.

  • La relajación es necesaria para tu cuerpo físico, con ella para podrás mantener un sistema nervioso sano que evite la reacción y conflicto de manera impulsiva. Haz ejercicios o practica la respiración consciente.
  • Si no internalizas tus pensamientos, menos sabrás qué hacer con ellos, tu vida y felicidad estarán siempre condicionadas a las situaciones externas, entonces es mejor comprender y reflexionar sobre cuáles son los juicios, miedos, negación para transformarlos, así encontrarás esperanza y motivación, una manera positiva para sobrellevar los conflictos. Todo lo que te moleste, es una proyección de los asuntos internos que hay que resolver, el autoconocimiento y la paciencia son herramientas claves para practicar la meditación sobre ti misma.

La paz está presente en ti cuando manifiestas las virtudes como el amor, fe, compasión, perdón, bondad, las comienzas a proyectar en tu vida y en las de otros para llevar una vida congruente y positiva entre lo que piensas, sientes, dices y haces.

Recommended Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.