Recarga baterías para el fin de año

No te duermas antes de finalizar el año. Procura revisar tus hábitos, rutinas y verificar tanto lo que haya quedado pendiente, como la lista de metas para el año próximo, ¡estás a tiempo!

Quedan pocos días para finalizar el año y es común mirar atrás, revisar si se cumplió o no la lista de metas y preguntarse por qué no se alcanzó una u otra. Sin embargo, ¿qué tal si en vez de mirar lo que dejaste de cumplir, revisas cuánto alcanzaste, qué logros, ganancias y satisfacciones obtuviste sin esperarlas, y si detallas incluso aquello que no estaba en tu lista de metas? La sensación será diferente, porque más allá de reflexionar o pensar en lo que faltó este año, te motivará para iniciar un 2020 con buen pie.

Top 5 con dosis de motivación para fin de año

Aunque los últimos días del año son espacios de celebraciones, encuentros, despedidas y para algunos, de vacaciones, eso no quiere decir que sean momentos de descanso, o de reposo para dejar de visualizar y programar las metas del año próximo. Todo lo contrario, porque representan la recta final, los días en los que la motivación y planificación son claves. Estos días son espacios para recargar las baterías y llenarte de buenas energías para lo que te espera en un nuevo ciclo. ¿Cómo lograrlo?

1. Practica la gratitud

Haz una lista de 10 cosas para agradecer en este año que está por terminar, visualiza esos momentos y saborea nuevamente las alegrías y ganancias que te dejaron.

2. Deja un espacio para el perdón

Revisa si alguna relación terminó o se dañó en este periodo puede recuperarse (si es lo que deseas), y en caso de que no sea posible, pregúntale a tu corazón qué requiere para sanar con respecto a ese vínculo. Puedes escribir una carta con tu despedida (no es necesario que la entregues) o hacer una meditación para liberarte de cualquier tipo de atadura.

3. Evalúa en qué inviertes tu tiempo

Muchas veces hay un desequilibrio entre el trabajo, el tiempo de ocio y el descanso. Busca un equilibrio que te permita trabajar, dejar espacios para la diversión, planificación, tus cuidados básicos y el descanso. Aplica tu propia fórmula y procura mantenerla para el próximo año.

4. Elimina tus deudas

No se trata solo de los estados de cuenta de tu tarjeta de crédito, también de esa llamada o encuentro que prometiste a un ser querido, o de aquellas promesas que te hiciste y aún no cumples. Toma un espacio del día para hacer algo que te traiga bienestar, como incorporar la pintura o la danza a tu rutina, o bien programar llamadas y encuentros con amigos y familiares.

5. Haz un detox en tu espacio

Ya sabemos que un espacio libre de caos y excesos, genera un vacío que permite atraer mejores oportunidades y posibilidades. Antes de finalizar el año revisa qué puedes donar entre tu ropa, accesorios, libros y otras piezas u objetos que ya no sean útiles. Acude a una fundación o institución. Para practicar el altruismo, evalúa de qué prenda u objeto que te guste podrías desprenderte y obséquialo a un ser querido.

Cuidados de tu cuerpo para el nuevo año

Aunque la conocida frase “eres lo que comes” pareciera un cliché, no se aleja de la realidad. Aunque te veas tentada a comer de más en las fiestas, motívate a consumir solo aquello que sea bueno para tu organismo y disminuye, o sustituye aquellas comidas o bebidas que no sean tan saludables. Si te decides a consumir lo que te genera bienestar, comenzarás el próximo año con una gran dosis de amor propio.

No olvides el ejercicio

Aunque te ejercites a diario, siempre habrá una posibilidad para mejorar y optimizar tus rutinas. Trázate un propósito, más allá de mejorar tu físico, para el cuidado de tu cuerpo y muy importante, el disfrute de las actividades que realices. De nada vale que hagas horas de crossfit o ejercicios funcionales, si lo que realmente quieres es subirte a unos patines o danzar sin parar. ¿Es así como quieres comenzar el nuevo año? Recuerda que el disfrute, si no llega naturalmente, también se agenda.

Proyecta el nuevo año 2020

Tómate un tiempo para escribir las metas del año próximo. Si es necesario retomar algunas que no alcanzaste en este periodo, ¡adelante! Puedes dividir tus objetivos por meses o trimestres e ir agregando tareas específicas para alcanzarlos. Trázate como meta para el fin de año, como mínimo proyectar el primer trimestre del próximo con detalles. Lo más probable es que te animes a escribir todos tus objetivos hasta el próximo diciembre. ¡Adelante, recarga baterías para el fin de año!

Recommended Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.