Impulso de vida

Dicen que el primer amor en la vida, por lo general es el padre. Es ese “héroe” que representa tanto un modelo a seguir, como un forjador del carácter.

Los padres son figuras claves en la vida de toda mujer. La energía masculina es un motor para generar bases sólidas en distintos ámbitos, no solo en el personal, sino también en el laboral. La profesión, el manejo de la competitividad y el hecho de llevar a la acción las ideas para concretarlas, se vinculan con la influencia de esta figura.

¿Qué te ha dejado papá?

Aunque esté o no contigo, e independientemente de la relación que hayan mantenido, un 50% de ti está conformado por papá. Aceptar cualquier situación que se haya presentado y cuidar la relación que mantienen en la medida de lo posible, es primordial para afianzar todo lo que puede entregarte, y agradecerle por hacerlo.

  • Visión. Se trata de mirar más allá de lo esencial. En tu profesión, o simplemente en la elección de tu carrera, es clave. Una vez que sabes a dónde quieres ir, puedes trazar el camino sin titubear demasiado.
  • Protección. No se trata de resguardarte en tu padre cuando sientes miedo, sino de sentir una seguridad intrínseca que te permite avanzar en tu día a día y objetivos. Esto te lo da la presencia de tu padre.
  • Fuerza. Es la convicción de que todo lo puedes, es ese optimismo que viene de creer en ti, pase lo que pase y seguir ante cualquier tormenta. Aunque a veces no lo veas tan claramente, cada vez que requieras una “dosis” de ella, conectar con tu papá es esencial.
  • Estructura. Es el orden, balance, equilibrio y la capacidad de concretar cada una de las ideas que tienes. Es levantarte cada día con un propósito y una lista de tareas que cumplirás a cabalidad. Mantener los pies sobre la tierra sin dejar de tener sueños y objetivos.

Agradece y celebra

Honra a papá en su día. Aunque esté o no contigo, agradécele porque no solo tuvo la fuerza para darte la vida, también está unido a ti por lazos visibles o invisibles. Tómate el tiempo para conectar con él desde tu corazón y bendecir su presencia en tu vida. Celebra su existencia, lo que te ha entregado y si está contigo, comparte con tu héroe en su día. Recuerda que no solo se trata de una fecha, esta es una práctica que puedes hacer cada vez que lo desees. Nada te lo impide.

Recommended Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.