Mujeres y Diosas

¿Utilizas los arquetipos a tu favor?

Conocer cómo actúan y se manifiestan los arquetipos de las diosas en la psique, ayuda a comprender de qué manera el mundo interno interviene en el carácter y el comportamiento

Conectar con los arquetipos de las diosas permite entender lo que se manifiesta en un momento dado, para utilizarlo a favor de una causa y para cambiar de rumbo cuando la situación lo amerite.

Conecta con tus diosas internas

Hestia, Artemisa y Hera son tres de los arquetipos que se manifiestan en la mujer moderna. Descubre cómo integrarlas en tu día a día.

Hestia, diosa de la familia

Conocida como Vesta, es la diosa del hogar. Anónima, contemplativa, serena, le gusta la soledad, aunque paradójicamente, no es solitaria en el aislamiento, sino dentro de la familia. Es la guardiana del fuego doméstico, fortalece la unidad, es casta virginal e intuitiva. Hestia protege la esencia de las cosas, es callada, auténtica e incorruptible.

En el mundo moderno, estas mujeres son aquellas sabias del hogar que se presentan sin máscaras, y en silencio velan por el bienestar de todos. Con su sabiduría saben ser confidentes, unir a las familias y a su entorno de una manera simple, sin involucrarse en lo personal. No es tan sencillo que Hestia se manifieste en medio del cambiante mundo moderno; sin embargo, su presencia se siente en momentos determinados. Entre sus atributos, destacan:

– Se muestran estables y con una gran sabiduría nata, por lo que generan confianza a quienes quieran contarles secretos.

– Invitan al insight y a la reflexión, con solo tener contacto con ellas.

– Son protectoras no solo del fuego del hogar, sino de la psique. Se manifiestan al proteger la esencia de las cosas.

El cuidado del hogar interno requiere de una Hestia, para lograr la contención y el equilibrio. Esto llevará a sanar y a manifestar todo lo necesario para integrarlo con el entorno y el hogar externo.

Artemisa, diosa de la fraternidad

Conocida como Diana -la cazadora-, es la diosa rural de la montaña y la naturaleza salvaje. La independencia, la libertad, la rebeldía y su sentido de protección son algunos de sus principales atributos. Artemisa es una diosa virginal y con un aire de inocencia. Curiosa y misteriosa, se muestra inaccesible, aunque lo hace más por resguardar su territorialidad, que por indiferencia hacia los demás.

Cuando Artemisa se manifiesta en la psique femenina, lo hace en mujeres que se presentan como altivas, solitarias y soberbias. ¿Cómo reconocerlas?

– Son aquellas “rebeldes” que parecieran impenetrables e indiferentes al amor.

– Tienen dotes de liderazgo, son eficientes y competitivas, aunque se reconocen porque esperan que todo se haga “a su manera”.

– Son puntuales, estrictas con el orden y un tanto intransigentes, porque de una u otra manera manifiestan un desprecio a la vulnerabilidad.

Para la reflexión, vale la pena preguntarte. ¿Te has cerrado al amor y a una relación de pareja por enfocarte en tus objetivos? ¿Estás tan entregada a una relación con alguien más, que ha llegado el momento de despertar tu arquetipo de Artemisa?

Hera, la esposa

Si algunas se sumergen en el aislamiento y en la negativa a tener una relación, otras, como las que muestran el arquetipo de Hera, solo le ven un sentido a la vida al ser espejo del otro. La diosa Hera no se valida si no existe Zeus. Hera es el arquetipo de la esposa, la diosa del matrimonio, del contrato y el compromiso. Es monógama, dominante, llega a ser irracional y moralista si ve afectado su patrimonio y estatus.

Una Hera moderna es celosa, fiel (aunque no porque lo viva desde el corazón, sino porque sufre ante las infidelidades de su “Zeus”), y además, puede llegar a ser vigilante y obsesiva en el control a su marido o pareja. Hera se muestra con características de distintos matices en una mujer:

– Es hermosa y vela por mostrarse majestuosa, regia e imponente. Logra la atención de los demás a su paso, aunque la que busca, es la de “su Zeus”.

– Es inteligente y estratega, lo que en ocasiones utiliza para dominar y planificar venganzas cuando se siente traicionada.

– Necesita el prestigio, la seguridad social y económica y no los busca por sí misma, sino a través de su pareja.

A pesar de que la mujer ha conquistado muchos espacios y la idea de la igualdad de género está en la palestra, algunas se identifican con la diosa Hera, por lo que aún necesitan estar al lado de un hombre y controlarlo para sentirse seguras. El compromiso y la abnegación al hogar y a la pareja son cualidades positivas de esta diosa; sin embargo, al carecer de un sentido de independencia, libertad y autorrealización, termina sumergida en el reconocimiento exclusivamente a través del otro y pierde la oportunidad de disfrutar el placer y el amor, tal como podría hacerlo la diosa Afrodita (aunque el placer sin compromiso no garantiza el equilibrio).

Identifica tus arquetipos

Al saber y conocer los arquetipos de las diosas, podrás invocar su presencia, mostrar algunas de sus características en un momento determinado, o bien comprender de una mejor manera tanto tus reacciones como las de las personas que te rodean, según los distintos modelos de comportamiento. ¿Ya descubriste a la diosa, o a las diosas que se manifiestan a través de ti?

Recommended Posts

Leave a Comment