Algunos dicen que el Día de la Madre es todos los días y no hay un solo momento para celebrarlo. Y hoy cobra fuerza esa idea. 

Es estos momentos de retos y cambios, ¿cuánto tiempo te has tomado para fortalecer la relación con tu madre? ¿Has reconocido su rol en tu vida?

Aunque esté cerca, lejos, o incluso si ya no está en este plano, agradecer, celebrar y honrar a mamá son acciones para poner en práctica, sin importar el tiempo, ni el lugar.

Las madres del nuevo mundo

Piensa en la importancia de la figura de tu madre, desde la infancia hasta la actualidad. Cualquier recuerdo que te genere alguna emoción negativa puedes dejarlo de lado, el objetivo es conectar con esa sensación de contención, protección y amor puro. Además, si hay algún tipo de reproche, repite y convéncete de que tu madre hizo lo mejor que pudo y si tienes alguna duda, ¿no haces lo mejor que puedes con tus hijos y seres queridos? 

Cada persona hace lo mejor que puede según su nivel de conciencia. Ahora, haz un ejercicio y recuerda tu infancia, ¿cómo la habrías llevado sin una figura materna? Si te detienes a pensar un poco, tendrás mucho que agradecer y si hay algo que no fue de tu agrado, míralo y corrígelo en la actualidad, como madre, si tienes hijos, o en cualquier rol similar que tengas con tus seres queridos. 

Inspírate en todo lo bueno y en cualquier aprendizaje que hayas tenido gracias a tu relación con tu madre y toma su fuerza, su amor, su coraje y sus cualidades positivas para afrontar los nuevos retos en una realidad de cambios que apenas se comienzan a ver. 

Un día de celebración con mamá

Aunque hayas mantenido e incluso fortalecido la relación con mamá en estos días, aprovecha para conectar con ella donde quiera que esté en este Día de la Madre. 

Si tienes la buena fortuna de estar con ella o pueden reunirse, prepara una celebración especial. En lo posible, una rica comida y un regalo especial, como un collage digital de tus fotos desde niña. Sin duda es algo que les hará recordar y revivir buenos momentos.

Si no están cerca, el collage digital será un gran regalo, al igual que algún video y una celebración a distancia. Tu madre merece lo mejor en su día y aunque las circunstancias no permitan que estén juntas, la tecnología es una gran aliada en estos momentos. ¿Quién dijo que el Día de la Madre no se puede celebrar en familia? Hay un sinfín de herramientas para hacerlo.

Si ya no está en este plano, puedes hacer una oración o meditación con un pequeño ritual de agradecimiento y poner en práctica con alguien cercano la cualidad que más admirabas de ella, o lo mejor de ella que te hayan contado.

Más allá del Día de la Madre

Cada día es un buen momento para reconocer y honrar a tu madre. Comienza hoy y continúa con los detalles, honra y celebra a tu madre. Confía en que sea lo que sea que hayas vivido con ella, es parte de tus raíces, de lo que eres y de lo que llevarás contigo para afrontar cualquier nuevo reto que traiga este año y los próximos. Conecta con tu madre donde quiera que estés… ¡Feliz Día de la Madre!

Recommended Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.