Le tienes tanto miedo a aceptar el cambio, que se te olvida que es un proceso natural de vida y por temor a perder lo conocido o arriesgarte a salir de la rutina, comienzas a sufrir sin darte cuenta, desgastándote en ese debate de la aceptación vs resignación. Si comienzas a ver la aceptación como la puerta a lo que te cuesta cambiar, podrás encontrar oportunidades, aliados, y puentes a mejores destinos.

A diario las noticias, redes sociales y amigos te bombardean de lo que está sucediendo o lo que deberías estar haciendo, en ocasiones te sientes intimidado por lo que no tienes o lo que podrías perder. En general la educación ha estado diseñada para que interpretes en base a juicios, análisis, explicaciones dadas por las experiencias de otros. Si ejercitas tu mente a pensar -más allá de la interpretación- te darás la oportunidad de cambiar sin miedo; porque a través de la experiencia se internaliza el conocimiento.

Habrá personas que te digan hazlo! Otras que mejor ni lo pienses; sin embargo, si te preparas cada día para darte el espacio de comprender la realidad y cómo tu influyes sobre ella y viceversa, la resignación va a dejar de tener protagonismo. Dejas de dudar porque asumes con madurez y responsabilidad [capacidad a responder ante cualquier situación, positiva o negativa] e integras la situación ¿Cómo lo venía haciendo? ¿Cómo lo estoy haciendo? y ¿Cómo lo quiero hacer?

Aceptación Vs Resignación ¿Quién quieres que gane? Tú

  • Comienzas por darte cuenta qué es lo que te incomoda.
  • Ábrete al entendimiento. Puedes aprender a escuchar diferentes puntos de vista, para reconocer que hay visiones distintas a las tuyas.
  • Tómate espacios de introspección. [un juicio se saca rápido y un pensamiento toma su tiempo para entender los procesos].
  • Saca conclusiones propias respecto a tu vida. No el por qué de las cosas, sino el ¡Para qué!
  • Cuando entiendes las cosas ya no te pueden engañar, hay algo que internamente lo ratifica.
  • Pregúntate: ¿Desde donde estoy actuando? ¿Qué pienso yo respecto a eso? ¿Cómo me involucro o me protejo? según el caso.

Si te da miedo dar el paso o salto… Respira, sonríe y arriésgate. Si fallas tienes el chance de volver a jugar. Las cosas pueden ser reversibles mientras haya conciencia y motivación para avanzar.

¿Cómo vives los cambios?

¡Queremos escucharte!

XoXo

Samai Suti

#ElTriunfo del Equilibrio.

Aceptación Vs Resignación

Recommended Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.