Hay besos tiernos, románticos, apasionados e inolvidables. ¿Cómo manejas la experiencia de besar en tu vida?

Besar es un acto instintivo, que puede llevarte a un estado de «no mente», «no tiempo» y a perderte en un instante o llevarte a disfrutar horas de placer. Un buen beso para algunos puede ser como el chocolate, el viaje de tus sueños o la felicidad momentánea de flotar por las nubes. ¿Cuántas veces te has entregado a disfrutar de un buen beso?

La idealización del beso

¿Qué tanto de ti entregas cuando das o recibes un beso? ¿Te atreves a besar, o esperas a que la otra persona tome la iniciativa? ¿Disfrutas el momento o dejas que la mente tome protagonismo? Estas son algunas de las situaciones más comunes que se presentan con el beso romántico, ese que muchas veces se idealiza gracias a las historias de princesas que solo serán «rescatadas» con el beso de un príncipe. Muchas mujeres pasan la vida esperando ese momento, aunque no se atrevan a reconocerlo.

El beso del Príncipe Azul

¿Sigues esperando el beso de tu Príncipe Azul? ¿Cuánto tiempo pasará para que te «rescates» y comiences a probar con algunos sapos? No todos se convertirán en tu pareja ideal; sin embargo, en la diversidad podrás aprender algunas cosas de ti y de esa persona que tanto has idealizado, ahora en otro escenario, uno tangible. Puede que al abrirte a nuevas experiencias encuentres a tu match, aunque no sea el «perfecto» o que simplemente aprendas a disfrutar del camino por tu cuenta, ¿quién dice que no se puede?

Toma la iniciativa

¿Por qué callar y esperar para decir o expresar lo que sientes? ¿Qué te detiene para dar el primer paso?

No necesariamente tienes que esperar a que la otra persona tome la iniciativa. Atrévete a expresarte plenamente con un beso, si es lo que deseas, sin temor al juicio o al qué dirán. Solo recuerda que no se trata de entregar el corazón, dejar el alma y la piel en un minuto (eso es parte de la idealización del momento y de esa princesa que ha permanecido esperando a su príncipe). El punto es expresarte plenamente y sentir, sin expectativas ni condicionamientos, con la naturalidad que caracteriza a la vida sin las trampas de la mente y la razón.

“En un beso sabrás todo lo que he callado”

Así reza una frase del conocido poeta chileno, Pablo Neruda. Si lo has experimentado, lo sabes, y nada ni nadie te lo podrá describir. Las imágenes, sensaciones y la percepción del momento son únicas. Nadie las podrá sentir por ti. Entrégate al momento, practica el mindfulness y verás que tus nuevas experiencias en la materia serán inolvidables. ¡A besar!

Recommended Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.